¡Adiós 2019! Momentos de balances cuando faltan 24h lo sé, pero mañana no tengo tiempo ni tendré tiempo. Ahora me siento unos minutos delante el fuego a tierra de mi casa con los pies apoyando descansando del día duro que hemos tenido. Mañana tenemos MACRO FESTIVAL, nada extraño en mi currar en Fin de Año, de hecho recordándolo llevo más de 13 en escenarios presentando las campanadas, este año, esta vez, supongo que será por algo, me libro de presentar. No me da miedo ya nada en la vida. Una vida de trabajo incansable que me hace dedicar a todos los proyectos que llevo en estos momentos, no es poco eh, un trabajo de jornada laboral como ingeniero, una empresa de publicidad y marketing, una orquesta, una agencia de artistas y representación, una orquesta, una disco móvil y una discoteca. Además de mis bolos fantásticos como Niko Rosales.

Este año ha sido muy provechoso en mis proyectos. Cuando miro atrás me doy cuenta del camino tan grande que he recorrido (hemos recorrido), pero sin mi equipo de LOCOS nada habría podido ser posible, no los puedo nombrar, a mis dos héroes y al elenco de artistas y familia que me rodean.  Ahora bien, existe también una parte no tan positiva que no se puede obviar. Este año he llevado muchas cosas adelante y, aunque tenga el mejor sistema de organización personal del mundo 😉 noto que he forzado mucho la maquinaria.

En TODOS los casos he dormido aproximadamente 5/6 horas al día y duele decirlo pero no eran más que suficientes. Sinceramente ha sido un año duro que han tenido que aguantarlo la gente que más me quiere, como son mi familia y mis mejores amigos. He tenido problemas duros juntado con nervios laborales para que todo funcionara bien. Un gran viaje lleno de descubrimientos y de felicidad que termina con un profundo sentimiento de satisfacción y con algunas ampollas en los pies 😉 Por suerte las ampollas con el tiempo se me irán, y de este 2019! Solo lo recordaré con los mejores momentos.

Es así, energía negativa, amigos que se van, amigos que no vienen. Hasta siempre cabrones! Feliz 2020.